UPJP denuncia al Gobierno ante la no revaloración de las pensiones

Del 30 de diciembre al 30 de noviembre

El 30 de noviembre ha culminado el mayor ataque, iniciado el 30 de diciembre de 2011, que un gobierno de la democracia haya perpetrado contra los pensionistas de este país. Si el 30 de Diciembre tuvo lugar, como denunciamos desde la UPJP-UGT, el primer ataque contra el colectivo de pensionistas con la renuncia a revalorizar las pensiones de 2011, como se había venido prometiendo (¡ay la herencia!) intentando camuflarlo con la cicatera subida del 1% (previsión de inflación para 2012), el 30 de Noviembre se repite la operación: Pese a todas las manifestaciones en sentido contrario, hechas durante todo el año, se decide no revalorizar las pensiones del 2012 de acuerdo con la subida del IPC (2,9% frente al 1% previsto) y se intenta de nuevo confundir a la gente con la anunciada subida para el 2013 (muy aireada por un periódico de derechas que el día después brinda las penosas explicaciones de Rajoy –la realidad y no Bruselas, excutatio non petita…ya se sabe- sobre las medidas tomadas.

La única realidad es que, salvo las mínimas, los pensionistas perdimos poder adquisitivo en el 2011, lo vamos a perder, todos sin excepción, en el 2012 (1,9%) y mucho nos tememos que lo volveremos a perder en el 2013, todo apunta a ello.

Culmina así, de la peor forma imaginable, un año de ataque a las pensionistas y a todas las clases populares –reforma laboral, subida del IRPF, copago, IVA, recortes a la dependencia, tasas judiciales- por parte de un gobierno mentiroso que se ceba con los más débiles y desfavorecidos estratos (entre los que se encuentran miles de pensionistas) de la sociedad española Sociedad que está siendo maltratada por la crisis y por las erróneas políticas aplicadas por el gobierno para superarla pero ante la cual los pensionistas –y en primer lugar la UPJP-UGT- estamos dispuestos a aceptar sacrificios y contribuir con ello a la recuperación.

Para ello solamente ponemos dos condiciones, clamorosamente incumplidas por este gobierno:

La primera, que los sacrificios se hagan con equidad y proporcionalidad por toda la sociedad y no solamente por una parte, generalmente la más débil (aquí debe recordarse la amnistía fiscal, el pintoresco impuesto tarifa cero a los bancos y tantas medidas tomadas contra esa equidad y esa proporcionalidad).

La segunda, que no se nos mienta tarea que el gobierno se ha esmerado en incumplir rozando casi el virtuosismo.

El Secretario de Estado de la Seguridad Social ha venido afirmando hasta hace unos pocos días, que el gobierno cumpliría la Ley, mofándose de lo que el mismo definió como “concurso de ideas” sobre la revalorización. Viniendo de alguien que, según parece, ha falseado su titulación académica no nos sorprende su actuación. Lo que sorprende es que siga en su puesto.

La ministra responsable nos ha mentido desde su primera carta del 3 de Enero y lo ha seguido haciendo en todas sus apariciones públicas (exceptuamos aquellas en las que nos ha trasladado su confianza en la Virgen del Rocío). Y el mayor responsable, el Jefe del Gobierno que desde mayo del 2010 ha venido mintiendo a los pensionistas con descaro e insolencia.

Los pensionistas estamos hartos de estos fulleros incapaces de hablar de frente y con claridad, tahúres ventajistas que han convertido este país en una nueva corte de los milagros lleno de “bazas fulleras de sotas y ases”.

Para todos ellos nuestro mayor desprecio, nosotros seguiremos reivindicando aquello a lo que tenemos derecho evocando, para fortalecernos, unos versos del reciente Premio Cervantes:

“Atroz historia venidera ¿en qué manos estamos, cuantas trampas tendrá que hacer la vida para seguir viviendo?”

En qué manos estamos? Es lo que nos preguntamos con gran preocupación los pensionistas españoles.

0
0
0
s2smodern